Saltar al contenido

GUIA: Haz Que tu Gato Use el Rascador

Si tienes un Gato, sabes lo que es ver como tus muebles van pasando a mejor vida arañazo tras arañazo… no es ningún secreto que los gatos Necesitan limar sus uñas, y si no les proporcionamos los espacios adecuados serán los muebles (y con ello la cartera) los que sufran las consecuencias.

gato limandose las uñas
Gato limandose las uñas

Si alguna vez te has preguntado “¿Cómo enseño a mi gato a que use su rascador?” o “¿Cómo evito que arañe los muebles?”

Si alguna vez te has preguntado “¿Cómo enseño a mi gato a que use su rascador?” o “¿Cómo evito que arañe los muebles?” estás en el lugar indicado, sigue leyendo y verás las claves para que tu gato y su rascador sean inseparables. ¡Vamos a ello!

  • Cuanto antes, Mejor: Si estás pensando en tener un compañero con bigotes, el rascador es algo que debería estar antes que llegue él. Siempre será más fácil acostumbrar a un bebé que a un adulto.
  • Elige sabiamente: En este artículo encontrarás lo que necesitas. Es muy importante elegir el que se ajusta a nuestro gato, así como el lugar, la posición en la que lo dejamos puesto. 
  • La paciencia, la madre de la ciencia: Si a la primera no le hace ni caso, no hay que rendirse. Como ya hemos comentado otras veces, los gatos tienen personalidad y eso influye… Trata entonces de probar distintos materiales, tipos de rascadores y posiciones para encontrar cuál llama más su atención.
  • Imitación mejor que el original: Si has llegado tarde, no te preocupes, no todo está perdido. Trata de imitar las texturas que suele rascar y colócalo cerca de los muebles que rasca para que vaya cambiando uno por el otro.
  • Rascar y jugar, todo es empezar: Si tu gato mira con desprecio al rascador, hay una sencilla solución. Jugar con él a perseguir su juguete y acabar atrapándolo cerca o dentro del rascador ayuda a que nuestro amigo se familiarice con él.
  •  No me fio…tu primero: Aunque no lo parezca, rascar nosotros primero ayudará a que el gato se acostumbre al ruido que hace y a ver que es inofensivo. Si tu felino se deja, pasar sus patitas por el rascador le ayudara a acostumbrarse al tacto. Esta técnica basada en la imitación pondrá a prueba vuestra paciencia.
  • Todo esfuerzo tiene su recompensa: Es muy importante que si vemos que le empieza a dar uso al rascador lo premiemos con mimos, caricias y porque no alguna golosina para que sepa que lo está haciendo muy bien.
  • Una ayuda extra nunca viene mal: En esta página, encontraréis un articulo sobre el catnip o nepeta cataria y sus efectos. Rociar el rascador con este producto puede ayudar a despertar su interés.
  • Tantos gatos, tantos rascadores: Por último, queremos recordar que los gatos liman sus uñas para marcar territorio, así que el rascador es algo muy inapropiado de compartir entre ellos. Aunque en alguna ocasión puedan compartirlos, les ayuda a tener sus espacios y no invadir los marcajes entre ellos.
Dibea Árbol rascador Árbol Escalador Árbol rascador Gatos Árbol para Gatos Altura 155...
  • COMODIDAD PARA SU GATO. Este árbol rascador para gatos de dibea, de felpa suave, le ofrece a su minino un montón de actividades y un entorno ideal. Este...
  • UN PARAÍSO IDEAL DE JUEGO Y DESCANSO. Este árbol para gatos cuenta con un equipamiento inmejorable: dos cuevas, una bola de felpa con campanilla y un túnel...
  • EL MEJOR CUIDADO PARA LAS GARRAS CON SISAL. Los resistentes troncos de sisal de este rascador ofrecen el cuidado necesario para las garras y se ocupan de que...