Saltar al contenido

¿Cómo regañar y corregir a mi gato cuando muerde?

¿Tu gatito es adorable y dulce la gran parte del dia pero se convierte en un piraña cuando juega? ¿Tu gato mayor ha tenido dificultades para aprender que morder a los humanos durante el juego no es aceptable? Vamos a enseñarle a jugar a tu gato sin morderte las manos.

¿Por qué mi gato me muerde durante el juego?

Es importante comprender por qué los gatos se involucran en el comportamiento de morder en juegos en primer lugar. Morder y patear cómo conejos son comportamientos de juego normales para los gatitos. Así juegan con sus compañeros de camada y su madre. Imitan cómo luego se abalanzarán, agarrarán y morderán a sus presas.

Juega con tus gatos en y alrededor de la alternativa de rascado de tu gatito

Cuando los compañeros de camada juegan, se enseñan unos a otros cómo usar sus dientes con suavidad, dominando su mordida. Si un gatito muerde a un hermano con demasiada fuerza, ese gatito aullará y golpeará o morderá, y luego se negará a jugar con el otro gatito durante un período de tiempo. La madre gata también marcará a un gatito por morder con demasiada fuerza.

Es posible que los gatos que abandonan su camada demasiado pronto no aprendan a moderar su mordedura. Pero incluso si lo hacen, la mordedura dominante que es aceptable para otro gato probablemente sea demasiado para una mano o un pie humano. Además, debemos enseñarle a nuestro gato que usar sus dientes en nosotros no es aceptable.

¿Cómo puedes enseñarle a tu gato a mantener sus dientes para sí mismo?
Aquí hay algunas técnicas que te ayudarán a enseñarle a su gato que la piel humana no es para morder:

Nunca uses tus manos o pies para luchar con un gato que está siendo demasiado agresivo con sus dientes durante el tiempo de juego. Hacerlo solo fomenta la escalada del comportamiento. Del mismo modo, no uses guantes, mantas o juguetes colgando de los dedos porque no le enseñarás a a no morderte . Aún así, tu gato necesita ejercitar esos instintos de cazador y jugar duro para aliviar el estrés y el aburrimiento y mantener una buena salud física.

Pon siempre un juguete entre tus manos y la boca de nuestro felino durante el juego.

gato jugando bola electrica automatica

Tres tipos de juguetes funcionan bien.

  • Los juguetes con varita son especialmente eficaces para el juego interactivo con gatos. Puedes controlarlos desde lejos, sin poner tus manos a la distancia adecuada de sus dientes, y también puedes hacer que se muevan como la presa de un gato, lo cual es irresistible para un gato.
  • Los juguetes para lanzar también son maravillosos para mantener las partes de su cuerpo alejadas de la boca del gato durante el tiempo de juego.
  • Se le pueden dar juguetes para patear o rodar para permitir al gato sacar de su sistema las mordeduras y las patadas de conejo. Los juguetes largos como estos juguetes: con forma alargada, esta bolita juguetona o hasta ¡Un robot compañero de juegos!

Aplica técnicas de abstinencia si es necesario. Si estás jugando con tu gato y te llevas un buen mordisco, detén el juego y abandona el momento de juego. Si cada vez que los dientes de nuestro gato tocan las manos, el tiempo de juego termina, el gato aprenderá rápidamente a dejar de morder.

Nunca le grites o golpees por jugar a morder. Este comportamiento puede causarle estrés, lo que puede resultar en un gato miedoso, o uno que se involucre en comportamientos no deseados relacionados con el estrés, como orinar fuera de la caja de arena, o uno que comience a mostrar una verdadera agresión hacia a ti u otros miembros de la familia o muebles.

Tienes que estar preparado para responder sise abalanza sobre las manos cuando estás haciendo algo no relacionado con el juego. A veces encuentran que los movimientos de nuestras manos son irresistibles mientras escribimos, tecleamos o hacemos otras cosas. Si su gato se abalanza sobre las manos durante estos momentos, Tendrás que decir un «No» bien contundente, buscar un juguete y tirarselo, si nuestro amigo sale corriendo detrás de su juguete, anímalo, sólo quería un poco de atención y diversión y ahora ya está contento con su juguete, no te alejes si puedes evitarlo.

No apartes las manos de forma brusca, aunque suene poco lógico para nuestro cerebro, los gatos pueden interpretar esa retirada brusca como si fuese una presa que intenta escapar de su ataque, y puede hacer que nuestras manos aún le llamen más la atención para perseguir y agarrarnos aún más fuerte, si te atrapa entre sus patas apártalo de forma suave, esa forma hará que perciba que eso no es una presa, ya que la suavidad no forma parte de la caza.